Mathilde Ludendorff, la filósofa

  1. Inicio
  2. Resumen
  3. Mathilde Ludendorff, la filósofa

Breve biografía de Mathilde Ludendorff

Portrait von Mathilde Ludendorff
Portrait von Mathilde Ludendorff
Portrait von Mathilde Ludendorff
Portrait von Mathilde Ludendorff

Mathilde Friederike Karoline Spieß nació el 4 de octubre de 1877 en Wiesbaden, hija de Johanna Luise Ernestine y del profesor Dr. Bernhard August Friedrich Spieß. Su padre era profesor protestante, teólogo y estudioso del sánscrito.

La joven Mathilde Spieß se convirtió en profesora de «escuelas femeninas secundarias y superiores». Como ya en aquella época se mostraba muy crítica con las enseñanzas morales de la Biblia, se vió obligada a abandonar su puesto como profesora de religión.

A pesar de las dudas que prevalecían en aquella época sobre la capacidad intelectual del sexo femenino, Mathilde se decantó por ser una de las primeras mujeres de Alemania en estudiar medicina. Tras concluir sus estudios de bachillerato, comenzó sus estudios de medicina en Friburgo en 1901. Entre otras cosas, las conferencias del zoólogo Dr. August Weismann le causaron una gran impresión cuya repercusión le acompañaría toda su vida. Tras concluir el primer ciclo de formación en medicina en 1904, continuó sus estudios en Berlín.

Ese mismo año contrajo matrimonio con Gustav Adolf von Kemnitz. Dos años más tarde, ambos apostataron y abandonaron la Iglesia. El matrimonio tuvo tres hijos: la niña Ingeborg y los gemelos Asko y Hanno.

Tras una pausa de cinco años para dedicarse a sus hijos, Mathilde Ludendorff retomó sus estudios en 1910. Gracias a su trato con el Dr. Kräpelin, un psiquiatra de renombre, Mathilde se especializó en salud mental y se graduó con matrícula de honor en 1913. Su tesis doctoral, titulada «El infantilismo asténico de la mujer en relación con la actividad reproductora y la actividad intelectual», se publicó en la revista académica Archiv für Rassen- und Gesellschaftsbiologie (Archivo de Biología Racial y Social) en 1913, año en el que también publica su primer ensayo contra la superstición: «Estudio del médium moderno: una mirada a la realidad de los espiritistas».

Durante la Primera Guerra Mundial trabajó como psiquiatra y dirigió un sanatorio para oficiales del ejército alemán en Garmisch-Partenkirchen. En 1917, su primer marido falleció en una avalancha. Ese mismo año se publicaron sus ensayos «La mujer y su cometido» (Das Weib und seine Bestimmung) y «Renacimiento erótico» (Erotische Wiedergeburt), este último republicado posteriormente como tomo independiente con el título La sanación del amor (Der Minne Genesung). Ambas obras, así como el ensayo publicado en 1920 «La acción cultural de la mujer» (Des Weibes Kulturtat), constituyen su participación en el movimiento feminista de la época.

Su segundo matrimonio, con un oficial de primera línea, finalizó en 1920 al poco tiempo de contraer matrimonio.

Mathilde und Erich Ludendorff
Mathilde und Erich Ludendorff
Mathilde und Erich Ludendorff
Mathilde und Erich Ludendorff

Durante los turbulentos años de la posguerra, la Dra. von Kemnitz entró en contacto con el movimiento völkisch. Fue así como conoció al general Erich Ludendorff en el otoño de 1923. Ya en 1921, la Dra. von Kemnitz había publicado su primera y más fundamental obra filosófica, El triunfo de la voluntad de inmortalidad, seguida en 1923 por Historia de la Creación y, dos años después, El alma humana. El General Ludendorff reconoció en estas ideas filosóficas los fundamentos del movimiento völkisch que tanto tiempo llevaba buscando.

En 1926, estas dos personas tan afines e iguales contrajeron matrimonio. Ambos se complementaron excelentemente en su esclarecedor trabajo sobre los peligros, principalmente espirituales, con los que ciertos grupos de poder religioso amenazaban tanto a los individuos como a los pueblos. Mediante una labor incansable, el matrimonio publicó innumerables ensayos, artículos y libros (para más información, véase „Historia de la Liga para la Cognición de lo Divino“). A partir de ese momento, la filosofía de Mathilde se asoció para siempre con el histórico nombre del célebre general.

En 1933 se trasladaron de Múnich a Tutzing, a orillas del lago de Starnberg. Hasta la muerte del General Erich Ludendorff en 1937, se publicó paulatinamente la trilogía Efectos y formas del alma (Der Seele Wirken und Gestalten).

Si bien ya en 1924 la filósofa y el general se desmarcaron de Hitler tras un breve periodo de lucha conjunta y, a partir de entonces, se posicionaron en contra del nacionalsocialismo en numerosas publicaciones, Mathilde Ludendorff tuvo que someterse a un proceso de desnazificación tras la Segunda Guerra Mundial. Inicialmente se le juzgó como acusada principal, pero finalmente solo fue condenada en calidad de simpatizante tras prosperar su recurso.

En los años de posguerra se publica su última trilogía: Sobre lo eterno del alma humana (Vom Jenseitsgut der Menschenseele).

La filósofa felleció el 12 de mayo de 1966 a la edad de 89 años y fue enterrada en Tutzing, a orillas del lago de Starnberg, junto a la tumba del General Ludendorff.
Mathilde Ludendorff escribió sus memorias en 6 volúmenes. Esta autobiografía se tituló Mi vida, sin aureola ni marca de bruja (Statt Heiligenschein oder Hexenzeichen mein Leben). De este modo, la filósofa se opone tanto a una canonización como a una demonización de su persona. Sus memorias están disponibles en su edición original en alemán en la editorial Hohe Warte.

Menú